Bogotá, Colombia • Viernes, 28 de abril de 2017

Susy Abitbol Arenas

Experiencia
Susy ha vivido junto con su hija las inclemencias del secuestro.

Vive en
Bogotá D.C., Colombia

Correo electrónico
caa.69@hotmail.com

Su esposo el Mayor de la Policía de Colombia Edgar Yesid Duarte Valero, fue secuestrado hace diez años cuando se encontraba en actividades del servicio de su País cumpliendo con las obligaciones institucionales. Ella, quien es terapeuta respiratoria con especialización en terapia respiratoria pediátrica, además de diferentes estudios que continuó tanto en el área, como en relación a la defensa de los derechos de los seres humanos, laboró con la misma institución brindando atención a pacientes y sus familias miembros de la Policía. Participó también como gestora en el diseñó de programas en bien del desarrollo y mantenimiento de la salud de los miembros de la Policía Nacional.

Ella, quien siempre acompañó al Mayor durante sus viajes y sus traslados, no lo pudo hacer cuando fue trasladado al departamento del Caquetá, lugar en donde ocurrió el secuestro, porque su hija apenas cumplía los dos años de vida y las circunstancias del conflicto no permitían que fuera un sitio seguro para su sano crecimiento debido al peligro de convivir en una zona de alta influencia por la guerrilla de las FARC. Luego del secuestro de su esposo, esta mujer tomó la decisión de continuar con sus estudios universitarios, ayudando a salvar muchas vidas de los mismos compañeros de su esposo. Así mismo educó a su hija quien ahora tiene 12 años convirtiéndose en madre y padre, con el fin de hacer más llevadera la situación del secuestro y sus consecuencias, educándola en valores y bajo los mejores cuidados y protección para no interrumpir el sano mundo que los niños merecen vivir.

Susy sabe que es muy poco el tiempo que pudo compartir con el Mayor Duarte, si se suma a los casi quince años de haber decidido unir sus vidas, pues casi todo el tiempo de unión han estado separados por el flagelo del secuestro, al ser el Mayor Duarte uno de los secuestrados más antiguos. La vida cambia para muchas personas y para ella el dolor del secuestro marca no solo al secuestrado sino a todos quienes han formado parte de su vida y su camino. Pero el dolor tan enorme que produce el secuestro se contrasta con la fuerza que se desarrolla al ver la vida diferente y al enriquecerse espiritualmente por la perdida de un ser querido bajo estas difíciles condiciones. Ella inició la lucha por defender los derechos fundamentales de las personas y se ha convertido en una defensora de la vida, del respeto hacia los demás, de la libertad y sobre todo del Acuerdo Humanitario.

Esta experiencia que le ha tenido que vivir le ha dado fuerza para prepararse en la defensa de los derechos de las personas promoviendo el desarrollo humano y participando de actividades en pro de la vida, haciendo parte durante estos diez años de marchas, reuniones foros y labores que han tenido que ver con la defensa del Acuerdo Humanitario y los caminos que conduzcan tanto al apoyo como a la sensibilización en todos los niveles.

"La vida quiso que hiciera parte del conflicto y la misma vida se encarga de buscar los mecanismos para buscar salidas a éste".

Artículos

» Mis libros libres... pero yo no
» El Acuerdo Humanitario ¡continúa en desacuerdo!
» El derecho a los derechos
Compartir en Facebook, Google Bookmarks, Del.ici.us, My Web Yahoo! Agregar página a sus favoritos Enviar a un amigo
Compartir en Facebook Compartir en Google Bookmarks Compartir en del.ico.us Compartir en My Web Yahoo!
¿Cuánto sabe de la historia de Bogotá?

BogotaMiCiudad.com es el portal de los habitantes de Bogotá, Colombia.
Ofrece servicios de proximidad y de información concreta a quien vive o pasa por la capital de Colombia.
Propone una visión positiva y activa sin embargo realista del diario vivir en Bogotá, Colombia.